Saltar al contenido
Portada » Blog » ¿Por qué no me funciona el buzoneo?

¿Por qué no me funciona el buzoneo?

por-que-no-me-funciona-el-buzoneo

por-que-no-me-funciona-el-buzoneo

Hemos hablado muchas veces de las ventajas que tiene apostar por un formato como el buzoneo, pero no hay acción de publicidad que te garantice el éxito seguro. Puede que alguna vez haciendo una campaña de buzoneo, no hayas obtenido el retorno de la inversión que esperabas; o incluso que haya sido un completo fracaso. No desesperes en cualquier caso. El buzoneo, como cualquier acción de publicidad, tiene sus códigos y claves para que sea un éxito. A continuación, vamos a exponerte una serie de errores comunes a la hora de hacer reparto de publicidad, para que nunca vuelva a pasarte.

No has elegido el día correcto. Todo necesita sus tiempos. Piensa por ejemplo en un folleto con descuentos para comprar pizzas. ¿Lo repartirías un lunes? ¿Sueles comer pizza los lunes? Los folletos con descuentos son un formato de promoción de consumo rápido, habitualmente en el día. Por lo tanto, es clave repartirlos cuando más gente pueda consumir la oferta. En el ejemplo que te expongo, dos días clave serían viernes y sábado, para aprovecharlos durante el fin de semana.

¿Sabes a cuántos clientes puedes llegar? Ojo, no te pregunto a cuántos quieres llegar, porque la respuesta sería obvia. Es muy importante, sea cual sea el tipo de campaña que se quiera hacer, a cuánta gente se puede llegar según el tipo de negocio que uno lleve. No es lo mismo repartir folletos para anunciar una ferretería de barrio en pleno centro de Madrid, que para un hipermercado a las afueras de una urbanización. El número de folletos y el alcance (en manzanas o kilómetros) del reparto no puede ser el mismo.

En el primer ejemplo, el reparto debería ser para un radio de unas pocas manzanas alrededor de la ferretería, llegando aproximadamente a unos 8000-10000 habitantes, para unos 2500-3000 folletos a repartir.

En el segundo caso, el reparto debería englobar toda la urbanización (y seguramente varias poblaciones cercana), llegando a unos 50.000-100.000 habitantes y se deberían repartir unos 15.000-33.000 folletos aproximadamente.

Folleto oferta

Mensaje sencillo y directo. Tienes que ser claro, sencillo y limpio en el mensaje que quieres transmitir a tus potenciales clientes. Usa la mínima cantidad de texto posible (mejor “Ofertas 2×1” que “Si compras dos te regalamos uno”). Los dos se entienden igual de bien, pero el primero se lee más rápido, y el tiempo es oro. No rellenes por rellenar el texto, deja espacios, y que imagen y texto casen entre ellos (siguiendo con el ejemplo anterior, acompañar el texto de dos productos idénticos, resaltando uno de ellos para dar a entender que es gratuito, o poniendo la palabra gratis encima).

No seas soso. La publicidad aburrida se ignora, sobre todo cuando se parece al resto. Necesitamos estímulos potentes que atraigan nuestra vista y llamen nuestra atención, y el buzoneo es un formato que premia la innovación y el atrevimiento. Juega con formas divertidas o que sugieran el producto que promocionas; que tengan olor los folletos, que llegan a nuestro cerebro con más fuerza que las imágenes; emplea técnicas de reparto como el perching, que cuelga el folleto del buzón por fuera, o poming, que cuelga el folleto del pomo, para llamar la atención; usa mensajes que atraigan, positivos, que empleen palabras como “gratis”, “descuento”, “promoción”, “oportunidad”, “regalo” o “prueba”.

La empresa que has elegido no es profesional. El buzoneo, como cualquier sector, requiere de gente que conozca el oficio y sepa hacer las cosas bien. Esto requiere de una mezcla de experiencia, profesionalidad y supervisión del trabajo. Lo barato en este sector puede salir muy caro, y por lo tanto nada rentable. Confía siempre en empresas profesionales, que tengan experiencia demostrada en el sector, y que sepan hacer control del reparto para asegurarse de que los folletos se reparten donde deben y como deben.

dia del padre folleto

¿Sabes qué quieren tus clientes? Una buena publicidad, sea en el formato que sea, debe anunciar algo que satisfaga una necesidad del cliente. Descubre cuál es esa necesidad, y cómo tu producto o servicio la soluciona. Esto que puede sonar tan obvio, es muy importante si queremos saber qué mensaje transmitir, y de qué forma. Por ejemplo, si queremos anunciarnos para el Día del Padre, quizás debas adaptar el mensaje a los niños, que querrán hacerle un regalo a su padre, y verán el folleto en casa; o hacer un mensaje que emplee el humor, como “Este año, no repitas con la misma corbata”. Visualiza a tu cliente y sus necesidades, y el buzoneo hará llegar tu mensaje hasta su hogar.

Como puedes ver, los errores que se pueden cometer con el buzoneo son varios, y su solución es sencilla. Confía en el consejo de una empresa profesional, que conozca el sector y entienda tus necesidades, y que sepa hacer un buzoneo de calidad y enfocado al target que persigues. Pronto verás cómo en tus próximas campañas la rentabilidad aumenta, y los resultados serán visibles rápidamente.

 

No queremos terminar sin contarte que, desde Publidirecta podemos ayudarte en la gestión y planificación de tus campañas de reparto de publicidad en cualquier punto de España, como buzoneo en Barcelona  y azafatas en Barcelona, así como imprimir tus folletos o flyers a los mejores precios con portes gratuitos a cualquier punto de España en tirajes medios o grandes, gracias a nuestra imprenta online en Barcelona. Podemos ayudarte con cualquier tipo de campañas de marketing directo o promocional que desees realizar en España, Portugal u Andorra.