Saltar al contenido
Portada » Blog » No te olvides del marketing offline

No te olvides del marketing offline

marketing offline

La invasión de los medios digitales tiene a los publicistas perdidos en una avalancha de métodos y técnicas online. Sin embargo, el marketing offline sigue existiendo y siendo muy efectivo, por lo que ninguna campaña que se precie de serlo debería dejarlo de lado.

Por mucho que parezca anticuado lo cierto es que los medios analógicos siguen dando buenos resultados y permiten alcanzar a un sector de la población distinto al que los medios online posiblemente jamás llegarían.

De hecho, si nos atrevemos un poco podemos decir abiertamente que el marketing a través de internet no es más que una copia online de todo lo que antes se hacía sin necesidad de la red de redes. Es decir, ¿qué es una campaña de mailing sino una de buzoneo, pero en este caso de forma digital? ¿En qué se diferencia un banner en una web que un cartel en la calle?

Existen muchas formas de hacer marketing offline, seguro que las conoces. Vamos a remarcar las más importantes, las que mejor resultado pueden dar.

1. Anuncios en medios de comunicación

Una de las formas más típicas y efectivas de darse a conocer, aunque también de las más caras. Anunciarse en un medio de comunicación te dará mucha visibilidad de golpe. Una ventaja que tienen es que, aunque son verdaderamente masivos, existe mucha segmentación y podemos dirigirnos a los programas y contenidos que más se acerquen a nuestro producto.

Lo mejor que podemos hacer en estos casos es estudiar bien el público objetivo de cada segmento para acertar plenamente en el target al que queremos alcanzar.

2. Directorios comerciales

Es decir, las Páginas Amarillas, Páginas Blancas y similares. A la hora de hacer marketing offline es fundamental incluir un poco de presupuesto aquí, porque cuando alguien tiene una necesidad real acaba recurriendo a este método. Además, están organizados por sectores laborales con lo que es mucho más fácil que te encuentren.

Es cierto que este tipo de servicios está cada vez más digitalizado, pero si sabes que parte de tu público objetivo no es precisamente experto en informática son un recurso muy a tener en cuenta.

3. Marketing directo

Posiblemente lo que mejor funciona de todo lo que hemos comentado. Las campañas de buzoneo, poming, perching, reparto de flyers por la calle, parabriseado… las opciones son muchísimas, como bien puedes consultar en el catálogo de Publidirecta.

Esta estrategia tiene mucho efecto sobre todo cuando la desarrollamos a nivel local. El alcance es muy personalizable, los resultados muy inmediatos y permiten llevar una métrica adecuada para conocer bien el retorno de inversión.

Ya sea para reafirmar tu imagen de marca o para anunciar un nuevo producto o servicio, el directo es posiblemente el método de marketing offline que mejor relación calidad-precio da a los anunciantes.

4. Patrocinios de eventos

Cuando se produzca algún tipo de feria, simposio o congreso en tu zona en la que se traten temas relacionados con lo que ofrece tu empresa no dudes en lanzarte a patrocinarlo. Lo mismo se aplica a equipos deportivos o de cualquier otro tipo.

Por las mismas, no es mala idea que a estos eventos lleves alguna azafata para ubicar en un stand y que ayude de forma directa a darte a conocer entre los expertos del sector que acudan.

5. Street y ambient marketing

La eficiencia de estos sistemas de marketing offline está más que probada. Ambos métodos sorprenden al potencial cliente y consiguen hacer que tu marca quede más arraigada en su cabeza. Pocos pueden olvidar el día que Madrid se llenó de zombies para anunciar el estreno de The Walking Dead, por ejemplo.

Suelen ser estrategias arriesgadas, rompedoras y, en ocasiones, poco económicas. Pero los resultados rara vez son negativos. Por lo tanto, deberías al menos plantearte si puedes recurrir a uno de estos sistemas y contratar a un buen equipo creativo.

Como puedes ver, las opciones del marketing offline no son precisamente pequeñas ni de poco alcance. Inclúyelas en tus planes de futuro para cuando necesites promocionarte o fortalecer tu marca.